jueves, 19 de mayo de 2011

EL HIELO TAMBIÉN ES AGUA

                                                                                                                                                                                    


Los   pequeluner@s hemos experimentado hoy con hielos de distintos colores, que hemos lanzado, chupado, golpeado... llegando a la conclusión de que si lo manipulamos, se convierte en agua. Un agua que moja y que si se cae al suelo podemos resbalarnos.





A pesar de usar nuestros "trajes de agua"  nos hemos mojado y es que hemos descubierto que el hielo puede lanzarse fácilmente de un lado a otro de la mesa porque resbala y , a veces, lo hace tanto tanto que se cae al suelo y ....plof, se deshace, se derrite y hay que tener mucho cuidado.